Palabras del Embajador Adam Blackwell, VIII Foro Hemisférico de la Sociedad Civil en preparación de la XLI Asamblea General, 24 de abril de 2011

VIII Foro Hemisférico de la Sociedad Civil en preparación de la XLI Asamblea General de la OEA Intervención de Adam Blackwell en el
Foro de la Sociedad Civil.

Edificio principal de la OEA en Washington, D.C.,
25 de abril de 2011.

 

  • La decisión del gobierno de El Salvador de dedicar el cuadragésimo primer  período de sesiones de la Asamblea General de la OEA al tema de la seguridad ciudadana no puede ser más acertada, pues los importantes logros alcanzados por la región durante las últimas décadas en la consolidación de la democracia, la superación de la pobreza y en general en el mejoramiento de las condiciones de vida de nuestros pueblos se verán severamente afectados si no somos capaces de ofrecer seguridad  a nuestros ciudadanos.
  • Estudios del BID indican que la violencia criminal reduce en más de un 12% el PIB latinoamericano. El gasto en seguridad privada,  que se acerca a los 7 billones de dólares en América Latina, supera largamente el gasto público en seguridad y justicia en la mayoría de los países de nuestra región. Todo esto significa que los esfuerzos que en el continente americano realizan mujeres y hombres que buscan la  convivencia,  la estabilidad económica, un empleo seguro y decente, un lugar  digno para vivir, educación para sus hijos y un sistema adecuado de salud, están siendo amenazados por el crimen y la violencia.
  • El principal responsable de esta situación es el crimen organizado y en particular el crimen organizado transnacional. Nos enfrentamos  a organizaciones criminales que actúan hacia y desde fuera de nuestras fronteras nacionales y son responsables de tráfico de drogas, lavado de activos, tráfico de personas, tráfico de armas, corrupción y secuestros.  En las Américas, en donde  más de 130 mil personas fueron asesinadas en 2010, se cometen más de dos tercios de todos los secuestros del planeta y cada tres minutos ocurre un homicidio. A pesar de contar sólo con un 8% de la población del planeta, en nuestra región se comete el 50% de todos los homicidios por arma de fuego.
  • Sin embargo se debe reconocer también que los niveles que ha alcanzado la violencia en nuestra región van más allá del crimen organizado y encuentran origen además en otras causas, probablemente enraizadas muy profundamente en nuestra realidad social contemporánea; causas  que están llevando a desarrollar una verdadera cultura de la violencia entre nosotros. Solo así se explica que el año pasado casi doscientos millones de latinoamericanos y caribeños, casi un tercio de toda la población de América latina y el Caribe,  fueran víctimas de un acto criminal.
  • Las víctimas  principales de esta violencia son los adolescentes y los niños. Los jóvenes de los estratos más pobres de la sociedad, en especial los varones, son los principales protagonistas de las actividades de pandillas y maras pero también, y esto es algo mucho menos conocido, son las víctimas principales de la violencia. La  tasa de muertes causadas por lesiones en la región, que alcanza a 27,7 por cada 100 mil habitantes, es mucho más alta y es la primera causa de muerte en los jóvenes de entre 15 y 29 años en donde llega a  83,2; y es aún  más alta entre los jóvenes de los estratos medios y bajos entre los cuales se eleva a más de 100 casos cada 100 mil habitantes. La posibilidad de que un joven latinoamericano muera víctima de un homicidio es treinta veces mayor que la de un joven europeo.
  • Las mujeres son también una víctima preferente de la violencia: un diagnóstico realizado por el BID muestra que   las violaciones y la violencia doméstica afectan a entre el 25 y el 50 por ciento de todas las mujeres en América Latina. En México, la Encuesta Nacional sobre  Dinámica de las Relaciones en los Hogares mostraba que, en ese país, en  2006 el 43% de las mujeres casadas o unidas de 15 años y más había sufrido al menos un incidente de violencia, ya  fuera emocional, física, económica o sexual, por parte de su compañero o esposo en los 12 meses previos al levantamiento de la encuesta. La misma encuesta mostraba que en los espacios públicos, 42% de las mujeres había padecido algún tipo de violencia sexual y 92% intimidación. Y todos conocemos la alarmante realidad que han comenzado a mostrar las estadísticas sobre femicidio en nuestros países, desde que éstas comenzaron a realizarse.
  • Las minorías étnicas constituyen otro grupo  impactado  de manera particular por la violencia y el crimen: el 70% de todas las personas que están en prisión en los Estados Unidos son no-blancos  y los indígenas de Canadá, que representan alrededor de 2% de la población, constituían, sin embargo, el 18% de las personas que estaban en las prisiones en 2000. Ser  joven y pertenecer a una minoría étnica es doblemente peligroso en nuestra región: datos de 2006 muestran que la tasa de homicidio de jóvenes de origen afrobrasileño alcanzaba la cifra de 400 muertes por 100 mil habitantes, esto es cincuenta veces la media mundial de homicidios.
  • El crimen y la violencia matan, en nuestra región, a más gente que el SIDA o cualquier otra epidemia conocida y destrozan más hogares que cualquier crisis económica que hayamos sufrido. La situación ha llegado a tales extremos que hoy debemos reconocer  que la falta de seguridad no sólo afecta directamente a la integridad física, la tranquilidad  y el patrimonio de las personas, sino que constituye también una amenaza  a la estabilidad, al fortalecimiento democrático, al estado de derecho y al desarrollo de todos los países de las Américas.
  • Los Estados Americanos dedicarán su reunión cumbre anual a analizar y a buscar soluciones a este agobiante fenómeno. Esa solución se alcanzará en el marco de la cooperación interamericana y representará un paso más en el proceso emprendido por la OEA para enfrentar el problema.
  • Un primer paso muy importante en esa dirección fue proporcionado por la adopción de una nueva concepción de seguridad en las Américas en 2003. Esta nueva concepción establece que el propósito de la seguridad es la protección de la persona humana e incluye en su definición la existencia de  amenazas tradicionales y nuevas, así como preocupaciones y otros desafíos a la seguridad de los Estados del hemisferio.
  • Orientados por este concepto, las preocupaciones de nuestros países y nuestra acción como Organización están hoy día volcados a implementar medidas que permitan enfrentar adecuadamente desastres naturales y potenciales accidentes catastróficos que en el pasado han costado miles de vidas en casi todos los  rincones del hemisferio. A combatir las diversas formas que adopta en la actualidad el crimen organizado trasnacional y a fortalecer las capacidades institucionales de nuestros Estados para enfrentar el crimen y la violencia interna. Y también a mantener de manera transparente las capacidades de disuasión de nuestras Fuerzas Armadas frente a la posibilidad de una agresión exterior.
  • Guiada igualmente por esa definición, la Secretaría General de la OEA creo en 2005 la Secretaría de Seguridad Multidimensional, a la que  se integraron la  Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas -que es el foro político del Hemisferio para todos los asuntos relacionados con el problema mundial de las drogas- y que había sido creado en 1986; y el Comité Interamericano contra el Terrorismo, que se había constituido en 1999.  A ellos se agregó un Departamento de Seguridad Pública, que se concentra en el crimen organizado y  el fenómeno de las pandillas delictivas, la fabricación  y el tráfico ilícitos de armas  de fuego, el desminado humanitario y la trata de seres humanos. También se integró a esta Secretaría un Departamento de Seguridad y Defensa, que concentra sus actividades en las amenazas tradicionales, asociadas a la seguridad del Estado.  El propósito principal de esta Secretaría de Seguridad Multidimensional y de cada uno de los departamentos que la componen es contribuir al desarrollo de las capacidades de los Estados miembros de la OEA para enfrentar las amenazas a la seguridad, así como  a facilitar la cooperación entre ellos con el mismo fin.
  • Desde esta Secretaría de Seguridad Multidimensional, además, coordinamos o actuamos como Secretaría Ejecutiva  de la Convención Interamericana contra la Fabricación Ilícita  y Tráfico de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y otros Materiales Relacionados; del Plan Hemisférico Contra la Delincuencia Organizada Transnacional;  y del Mecanismo de Evaluación Multilateral de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas.
  • Uno de los pasos más significativos dados en el último período en relación al enfrentamiento de la inseguridad  en el marco del nuevo concepto de Seguridad Multidimensional, y en particular de la seguridad pública o de los ciudadanos, es la Reunión de Ministros de Seguridad Pública de las Américas, que prepara su tercera versión en noviembre próximo.  Esta instancia, de la cual la Secretaría de Seguridad Multidimensional actúa también como Secretaría Ejecutiva,  está llamada a constituirse en un espacio permanente de discusión y acuerdos que permitan identificar las raíces más profundas del fenómeno del crimen y la violencia en el Hemisferio y  generar consensos y acciones coordinadas para enfrentarlo.
  • El cuadragésimo primer  período de sesiones de la Asamblea General de la OEA constituirá un punto culminante en todos estos esfuerzos, pues en esa reunión los Estados de la región no sólo ratificarán su decisión de seguir actuando colectivamente, de forma cooperativa, en el combate a la inseguridad de las mujeres, hombre, niñas y niños de nuestro continente, sino que además, muy probablemente, establecerán mecanismos concretos para canalizar esa acción colectiva en contra del crimen y la violencia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s