Palabras del Embajador Adam Blackwell, Taller Regional de Buenas Prácticas en Seguridad y Crimen Cibernético (CICTE), 28 de noviembre de 2011

Taller Regional de Buenas Prácticas en Seguridad y Crimen Cibernético (CICTE)

Palabras de Adam Blackwell, Secretario de Seguridad Multidimensional de la OEA, en la Inauguración del Taller Regional Sobre Ciber seguridad Y Ciber delito.

Bogotá, Colombia, 28 de noviembre de 2011 

En nombre de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y de su Secretario General José Miguel Insulza, me es muy grato darles la bienvenida a este Taller Regional sobre Ciber seguridad y Ciber delito.

Aprovecho la oportunidad para agradecer al gobierno de Colombia por el apoyo y las contribuciones recibidas que han hecho posible la organización de este evento. Un agradecimiento muy especial a la Sra. Juanita Rodríguez y al Sr. Leonardo Huertas, quienes en los últimos meses han venido trabajando arduamente en la organización de este taller. Así mismo, agradezco la generosidad de los gobiernos de Canadá y Estados Unidos por todas las contribuciones que han hecho posible la organización de esta y otras actividades dirigidas a fortalecer la seguridad cibernética en la región.

No quisiera dejar pasar en alto los lamentables hechos que ocurrieron el pasado viernes en el que cuatro oficiales de la fuerza pública perdieron su vida. Nuestras más sinceras condolencias para las familias del sargento José Libio Martínez, del teniente Elkin Hernández Rivas, del coronel Édgar Yesid Duarte Valero y del intendente Álvaro Moreno. La comunidad internacional rechaza y condena este crimen de lesa humanidad y exige la liberación inmediata de todos los secuestrados.

Con el propósito de honrar las memorias de estos héroes colombianos, quisiera invitarlos a que me acompañaran a hacer un minuto de silencio.

Muchas gracias.

Cada día que pasa todos y cada uno de nuestros ciudadanos y los gobiernos que los representan son crecientemente dependientes de redes, sistemas de información y tecnologías relacionadas e integradas en el ciberespacio. Individuos, familias, empresas y gobiernos utilizan la red global de Internet, computadoras, programas, teléfonos celulares, correos electrónicos; una infraestructura física y virtual para la información y las comunicaciones, critica tanto para la seguridad nacional, regional e individual, como para la seguridad económica, calidad de vida y prosperidad de nuestra gente.

Es que la libre circulación de la información y comunicación y su correspondiente privacidad son esenciales para el funcionamiento y objetivos de dichas redes y la innovación necesaria para el crecimiento y la prosperidad económica en una economía globalizada.

Los ciber ataques pueden tener infinidad de formas y las mas serias consecuencias. Gobiernos y estados pueden ser virtualmente paralizados. Compañías y negocios, en suma los niveles de empleo y la prosperidad económica de un país, pueden verse afectados por el robo de información confidencial y propiedad intelectual. Individuos pueden sufrir estafas, el robo de su información personal, médica u otra, o convertirse en víctimas de infinidad de delitos contra la persona y su propiedad.

Delincuentes y organizaciones criminales explotan vulnerabilidades relacionadas con esas redes para realizar actividades delictivas que varían significativamente de país a país, e incluso entre regiones dentro de un mismo Estado: el tráfico de drogas y armas ilícitas; el tráfico ilícito de migrantes; la trata de personas; el contrabando; el secuestro; la extorsión; los delitos contra la propiedad; la corrupción y el lavado de activos relacionado con estas y otras formas de crimen organizado nacional e internacional. El ciber delito por su propia naturaleza no conoce fronteras, y utiliza esa  infraestructura de  comunicaciones para expandir sus operaciones y como plataforma para desarrollar sus actividades ilegales.

Durante 2010 y 2011 numerosos gobiernos de nuestra región han sido blancos de ciber ataques por parte de organizaciones criminales o de hackers, la mayoría de ellos generados en un país y con efectos en otros.

Nuestra capacidad de respuesta ante estas amenazas todavía presenta debilidades.

Necesitamos incrementar la concientización sobre la importancia de la ciber seguridad y la prevención y el combate al ciber delito en todos los niveles, pero particularmente en el nivel de la toma de decisiones políticas, a fin de promover la adopción de prácticas óptimas y seguras para el uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

El desarrollo de una visión moderna de cooperación entre el sector público y el  privado -que es propietario y operador de la mayor parte de las infraestructuras de información de las que dependen los países- y entre los gobiernos de la región, es una imperiosa necesidad para mejorar la seguridad y capacidad de recuperación de la infraestructura crítica de información y comunicaciones ante las ciber amenazas, con especial énfasis en  las instituciones gubernamentales esenciales, así como en los sectores críticos para la seguridad nacional, incluyendo los sistemas de  energía, financieros, transporte y telecomunicaciones.

Necesitamos profundizar la capacitación de personal altamente calificado, requerido  para responder adecuadamente a esas amenazas -de naturaleza multidimensional- a las redes y sistema críticos de información, para poder prevenir y responder a incidentes de ciber seguridad, así como detectar, investigar y someter a la justicia a los responsables de ciber delitos.

Para combatir a una red se necesita una red. Para combatir tanto a las amenazas a la ciber seguridad como a las redes del crimen organizado transnacional se necesitan redes transnacionales de actores públicos y privados dispuestos y preparados para cooperar a fin de prevenir la acción criminal y hacer respetar las leyes.

Para contribuir al desarrollo de esa conciencia, preparación, capacitación y coordinación, es que la Organización de los Estados Americanos los ha convocado hoy, como actores preeminentes y responsables, en sus respectivos países, de fortalecer la seguridad cibernética y de combatir el ciber delito. Los hemos invitado a reunirse para compartir las iniciativas que ustedes mismos han puesto en marcha y discutir las principales amenazas que cada uno enfrenta.

La OEA, como máximo órgano político que reúne a todos los Estados Miembros soberanos del  Continente,  les ofrece un espacio político y jurídico para que autoridades nacionales de las Américas en materia de ciber seguridad y ciber delito puedan intercambiar información, coordinar acciones y en definitiva desarrollar la cooperación necesaria a la cual ninguno de nuestros gobiernos es ajeno, con el propósito de combatir a los actores de la delincuencia, y propiciar y facilitar la construcción y consolidación de esas redes imprescindibles para enfrentar las amenazas mencionadas.

Hemos hecho avances significativos en este terreno. En 2004 los Estados Miembros de la OEA adoptaron la Estrategia Interamericana de Combate a las Amenazas a la Ciber seguridad. En el marco de esa estrategia el Grupo de Expertos Gubernamentales en materia de Ciber delito de la Reunión de Ministros de Justicia y Fiscales Generales de las Américas se concentró en el desarrollo de los instrumentos legales necesarios para proteger a los usuarios de Internet y de redes de información, así como en asistir a los Estados Miembros en el desarrollo de las capacidades de investigación y persecución legal correspondientes.

La Comisión Interamericana de Telecomunicaciones, por su parte, se ha concentrado  en la promoción de una cultura de la ciber seguridad y en trabajar, con gobiernos y empresas privadas en el desarrollo e implementación de estándares  y regulaciones en materia de ciber seguridad.

Finalmente, la Secretaria del Comité Interamericano Contra el Terrorismo ha asistido a los Estados Miembros en el desarrollo de sus capacidades permanentes de vigilancia, alerta y respuesta a las amenazas a la ciber seguridad. Esta asistencia se ha traducido en la creación de Equipos nacionales de Respuesta a Incidentes de Seguridad de Informática (Computer Security Incident Response Teams – CSIRT), que ya suman catorce, en la creación de una red hemisférica de estos equipos, y en brindar entrenamiento para el desarrollo de las capacidades técnicas del personal de los CSIRTs.

A lo largo de los últimos años hemos procurado tender puentes entre los países y sus capacidades, promoviendo la cooperación para enfrentar estas amenazas transnacionales y multidimensionales. Nuestro esfuerzo ha estado orientado, principalmente, a contribuir al fortalecimiento de las capacidades técnicas de nuestros Estados Miembros; a fortalecer las capacidades legales e institucionales para enfrentar el ciber delito; y a fortalecer los vínculos y sistemas de cooperación entre nuestros países ante un ataque cibernético.

Pueden ustedes estar seguros que continuaremos en ese esfuerzo. En particular la Secretaria de Seguridad Multidimensional de la OEA que tengo el honor de dirigir, a través de la Secretaria Técnica de CICTE, se propone, entre otros objetivos, apoyar a los Estados Miembros que todavía no han instalado sus Centros Nacionales de Respuesta a Incidentes de Informática (CSIRTs); mejorar las capacidades técnicas del personal en CSIRTs nacionales ya establecidos; promover el desarrollo de marcos o estrategias nacionales de ciber seguridad; aumentar y consolidar la cooperación regional e internacional existentes, así como con el sector privado, en ciber seguridad relacionada con la protección de infraestructura de información crítica,

Deseo aprovechar la oportunidad para expresar el reconocimiento de la OEA a las autoridades en materia de ciber seguridad y ciber delitos de países que, como Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos, Uruguay, Venezuela, han  contribuido especialmente a este esfuerzo, compartiendo sus experiencias y trasmitiendo sus conocimientos a otros países de nuestra región en su lucha contra el enemigo común.

Durante la jornada de trabajo que hoy se inicia, ustedes protagonizarán un ejercicio que nos permitirá verificar cómo se recibe y se comparte la información ante un incidente de seguridad de informática.  Expertos de distintas procedencias compartirán con ustedes sus experiencias tanto en el plano de la definición de políticas como en el de aplicación práctica de esas políticas. Se conocerán casos de estudio y se compartirá información, no sólo sobre esas experiencias sino también sobre inquietudes y preocupaciones comunes.

La OEA espera sinceramente que de este esfuerzo surja una voluntad fortalecida para entre todos contribuir al fortalecimiento de las capacidades nacionales y regionales, así como la cooperación necesarias para proteger y asegurar la infraestructura de información crítica y sistemas de redes de las amenazas a la seguridad cibernética y de la explotación de vulnerabilidades relacionadas, y para enfrentar el ciber delito y el crimen organizado que de el se vale, en búsqueda de nuestro fin común que no es otro que el bienestar y prosperidad de nuestros ciudadanos.

Muchas gracias

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s