Palabras de apertura del Embajador Adam Blackwell, Foro Regional Armando Paz

Palabras de apertura del Embajador Adam Blackwell

Foro Regional Armando Paz

Tegucigalpa, Honduras, 3 de septiembre de 2012

 

 

S.E presidente Porfirio Lobo, Excelentísimos ministros, Embajadores representantes de la OEA,  de las organizaciones de la sociedad civil, del sector privado, jóvenes…

 

Es un gusto poder estar acá con ustedes en este foro regional organizado por el Programa Armando Paz en representación del Secretario General de la OEA, quien por motivos de agenda de trabajo, lamenta mucho no haber logrado venir a inaugurar y participar en este espacio. El y su esposa siempre han estado muy comprometidos con temas de juventud; temas como Armando Paz, Poeta, el Young Americas Business Trust (YABT), El Instituto Interamericano del Niño, la Niña y Adolescentes – organismo Especializado de la OEA, entre otros. Y sé que este mismo fuerte compromiso con los jóvenes lo comparte también el Presidente Porfirio Lobo, a quien hace un mes tuve el honor de acompañarlo en un Foro Permanente de Juventud que recién inauguró. Y conversó detenidamente con jóvenes hondureños por más de tres horas.

 

No es mi intención comenzar repasando las dolorosas cifras que reflejan la inseguridad que enfrenta Centro América, ni recalcar que la mayoría de víctimas y victimarios son jóvenes, estoy seguro que todos los aquí presentes conocemos la realidad y los desafíos que nuestra región enfrenta. Quisiera comenzar más bien, recordando que ante este panorama también tenemos una gran oportunidad: En América Latina, principalmente en la región centroamericana se ha presentado en los últimos años una aceleración en las transformaciones demográficas, en consecuencia, los países de la región experimentan cambios en su estructura por edades; principalmente un aumento en la población joven. Esto representa un período favorable, una ventana de oportunidad. Es ahora, cuando nuestros países pueden avanzar en mejorar la calidad de la educación y la salud, promover la creación de empleos productivos y bien remunerados, especialmente para los jóvenes. De esta manera mejorará la economía, la población será más independiente de los servicios públicos, tendrá más trabajo, existirá mayor estabilidad social y se verán reducidos los problemas de seguridad ciudadana.

 

En la OEA hemos decidido coordinar nuestros esfuerzos a través del programa MAS Centroamérica diseñado específicamente ante los complejos y múltiples desafíos que cada país enfrenta y que exige de respuestas inmediatas. Armando Paz, es parte de este esfuerzo, mi participación en la Comisión para la Reforma de la Seguridad Publica de Honduras también lo es, el proceso de pacificación iniciado en El Salvador entre las maras, los mismos centros POETA (10 centros en los países de Armando Paz), el programa PROCCER que trabaja con rehabilitación y reinserción de personas afectadas por problemas asociados al consumo de drogas y violencia, son todas iniciativas de la OEA para la seguridad de Centro América, siempre alineadas con la Estrategia de Seguridad de Centro América, del SICA.

 

Armando Paz fue concebido como una estrategia para prevenir la violencia juvenil generando espacios de dialogo con los jóvenes.  En su desarrollo, el programa se ha convertido en un movimiento al que pertenecen miles de jóvenes que han decidido mostrar el poder de las acciones positivas como motores del cambio social y se han unido también organizaciones de la sociedad civil, el sector privado, los medios de comunicación, organismos internacionales. La iniciativa Armando Paz ha contado también con una gran recepción por parte de los gobiernos centroamericanos. En cada uno, el interés por Armando Paz, y el clamor del movimiento juvenil creado, han resultado en acciones concretas de integración, y de iniciativas en políticas públicas de juventud y prevención de violencia.

 

En el marco de este Segundo Foro Regional de Armando Paz esperamos que esta iniciativa se convierta posteriormente en un proceso más largo, en una relación de colaboración en la que vamos a necesitar su ayuda, su apoyo, su compromiso. Es necesario realizar un trabajo conjunto como región en la coordinación de actividades, cooperación y planificación estratégica y el intercambio de buenas prácticas para la construcción de una cultura de paz.

 

Esto va a exigir esfuerzos importantes de parte de todos nosotros, y particularmente de ustedes los Jóvenes:

 

Primero, el de asumir el liderazgo en la búsqueda de soluciones en materia de juventud. En este sentido, ustedes los jóvenes deben convocar a otros actores de la sociedad civil, los medios de comunicación, el sector privado y los gobiernos, y mantener un dialogo propositivo, que no solo incluya ideas sino compromisos de cambio por parte de todos.

 

Segundo, el de innovar. Reconocemos que mucho de lo que hemos aplicado en materia de juventud y prevención pudiera ser aun más efectivo. Por lo mismo, queremos seguir escuchando propuestas que se adapten perfectamente a las necesidades de nuestras comunidades, y que vengan de ustedes los jóvenes. Armando Paz ha dejado ya en sus manos herramientas de comunicación e intercambio de ideas, como la página de facebook y las diferentes alianzas entre ONG’s y grupos de jóvenes creadas a lo largo del programa. Esperamos que las mismas sigan funcionando con la iniciativa de todos ustedes.

 

Tercero, el de generar cambio social.  Sabemos que la tolerancia a la diversidad es escasa y tenemos problemas agudos y crónicos de violencia, discriminación, estigmatización y fragmentación en nuestros países. Por eso ustedes deben continuar trabajando como una red, no solo en sus países y comunidades, sino también en forma regional, a fin de  provocar cambios culturales que faciliten una transición hacia escenarios más participativos, menos violentos y más justos en toda la región.

 

Concluyo no sin antes agradecer a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) por su aporte en este esfuerzo. Aprovecho, también, para destacar el valioso equipo que ha impulsado Armando Paz: la gerente regional del proyecto – Juanita, todo el equipo en Washington, el esfuerzo de cada coordinador local, el apoyo de los representantes de las oficinas nacionales de la OEA, y por su puesto de todos quienes participan en este foro y que ha lo largo de estos años de proyecto han hecho desde su trinchera “Armando Paz”.  Mucho éxito en el trabajo de estos dos días que tenemos por delante.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s